Connect with us

Entretenimiento

El cajamaquino que hizo de todo menos el amor con Pavarotti

Redacción

Publicado

en

En el décimo aniversario de su muerte, su asistente, Edwin Tinoco, desvela cómo era la vida del tenor

Roma

Con 27 años y siendo camarero en el lujoso Hotel Las Américas de Lima, Edwin Tinoco (natural de Celendín, Cajamarca) vivió en 1995 un encuentro que cambió su vida. El joven peruano fue el encargado de atender al tenor italiano Luciano Pavarotti (Módena, 1935), quien con solo dos preguntas —si estaba casado y cuánto tiempo necesitaba para irse con él— decidió llevarlo por todo el mundo como asistente personal y hacer de él su persona de máxima confianza. Doce años juntos, hasta la muerte del maestro en 2007, llevaron a que Pavarotti lo considerara “el hijo que Dios nunca le dio” y sirvieron para que se entendieran con solo una mirada. “Hacemos todo juntos menos el amor, porque me gustan las mujeres”, decía el tenor de su relación con su querido Ciccio.

En Pavarotti ed io (Aliberti), Tinoco escribe su particular homenaje al tenorissimo con motivo del décimo aniversario de su muerte. “Quiero rendir un homenaje al gran hombre que fue Luciano Pavarotti, un homenaje a alguien a quien quise muchísimo. Recuerdo su generosidad, sus ganas de vivir, la sonrisa que tenía cada mañana y con todo el mundo”, cuenta Tinoco por teléfono desde Polonia, donde vive actualmente.

Ha querido evitar los aspectos más polémicos de la vida del artista, y solo cuenta un episodio convulso: el encuentro entre la entonces mujer de Pavarotti y madre de tres de sus hijas, Adua Veroni, y Nicoletta Mantovani, amante del tenor. Fue en el camerino de la sala de conciertos Royal Albert Hall de Londres, en 1995. “Mientras la gente tomaba ordenadamente asiento, en el camerino del maestro se encontraron Nicoletta y Adua. ‘Señora Veroni, usted debe saber que las voces que circulan son ciertas: Luciano y yo nos amamos’, dijo Nicoletta. Adua ni siquiera respondió, como para no querer reconocerla como una rival”, rememora. El desenlace es bien sabido: el italiano se divorció de Adua y se casó con Mantovani en 2003, con quien tuvo una hija a los 67 años.

“No ha habido nadie en contra de la publicación del libro. Se bloqueó en 2013 porque tenía un contrato de confidencialidad, algo normal para quienes trabajamos con personajes públicos, pero  no revela cosas íntimas ni nada contra la familia. Yo firmé proteger la imagen del personaje, y ha sido así”, explica Tinoco. “Mi intención no es crear polémica, no estoy acostumbrado a hacer daño a nadie”. Y en las más de 250 páginas de texto se percibe el cariño y la admiración que el peruano tenía por el artista, a quien dice que siguió “como los apóstoles siguen a Cristo” y acompañó durante su enfermedad y su muerte.

Fue recíproco, porque siempre recibió generosidad de parte de Pavarotti —quien le regaló más de 500 corbatas y le dejó 500.000 dólares como herencia—. Para ganarse su confianza, tuvo que adaptarse a las exigencias del artista. Solo él sabía organizar su agenda, hacer funcionar el aire acondicionado para que las estancias estuvieran “como un frigorífico” y elegir las habitaciones de los hoteles, con mesa para jugar a las cartas y con cocina.

La gastronomía era una de las pasiones de Pavarotti, a quien recuerda como “un perfecto cocinero y un impagable anfitrión”. Los productos italianos no faltaban en el inmenso equipaje que el asistente preparaba, con maletas que se contaban por decenas. “Cuando se trataba de Pavarotti, ninguna compañía aérea controlaba el equipaje. Ni siquiera la policía”.

Junto el tenor, Tinoco tuvo la oportunidad de amar la lírica, pero también de recorrer el mundo y conocer y compartir cenas y fiestas con grandes artistas internacionales, como los españoles Plácido Domingo y José Carreras, Bon Jovi, Bono de U2 y personalidades como Lady Di o Nelson Mandela. Y de viajar con él en aviones privados. En alguna ocasión en el de Julio Iglesias, equipado con 12 butacas, servicio de cine, teléfono por satélite, ducha, accesorios de oro y un servicio muy selecto de azafatas y pilotos. A su llegada al lugar de destino, Pavarotti estaba acostumbrado a que pusieran una alfombra roja en la escalera, como si de un jefe de Estado se tratase.

Continuar leyendo
Publicidad

Cajamarca

Velociraptors presenta su primer videoclip hecho en Cajamarca

Publicado

en

Velociraptors presenta su primer videoclip

El grupo cajamarquino Velociraptors estrenó a través de su cuenta oficial de YouTube hoy su primer videoclip.

La canción se llama Nubes y está dirigida por Pepe Marchena. El trabajo ha sido bien valorado por los seguidores de este grupo y amantes de la música alternativa.

Aquí te presentamos el video:

 

 

Continuar leyendo

Entretenimiento

¿Le entiende su mascota cuando le habla?

Redacción

Publicado

en

Los animales no procesan el lenguaje de la misma manera que lo hacen los humanos. Pero sí hablan.

El debate es de nunca acabar. ¿Entienden los animales nuestro lenguaje? Los dueños de perros aseguran que sí, que ellos entienden todo lo que les dicen y responden muy bien a las órdenes. Según investigaciones, los dueños de caninos están en lo cierto: los perros entienden la comunicación humana como ninguna otra especie.

¿Y los gatos? Marcos, dueño de una gata criolla, responde convencido que sí. “Magda me entiende mejor que nadie, sabe cuándo estoy triste y cuando le hablo me responde con gestos, sigue mis órdenes”, explica. Pero la ciencia podría destrozarle el corazón a Marcos. Investigadores de la Universidad de Tokio explican que los gatos nunca fueron entrenados para obedecer, por eso “no entienden el lenguaje humano”.

John Bradshaw, experto en comportamiento felino de la Universidad de Bristol y autor del libro En la mente de un gato: respuestas sobre cómo piensa, “los felinos pueden llegar a hacer asociaciones entre nuestras palabras y nuestras acciones, pero sin llegar a comprender su significado”. Es decir, no entienden cuando usted les habla, aunque hagan lo que usted les diga.

Paul Leyhausen, zoólogo y etólogo, escribió El nuevo libro del gato y dedicó un capítulo a su lenguaje. Dice que hay que poner especial atención a ojos, orejas, posturas y posición de la cola de nuestra mascota. “Su comportamiento podría indicarnos si le apetece nuestra cercanía o todo lo contrario”, dice. Carlos Martínez, veterinario bogotano, lo explica así: “Es decir que usted sí puede comunicarse con el gato, pero es él quien pone las condiciones y usted se adapta a lo que él diga con sus gestos”.

Martínez agrega que, más allá de un lenguaje común, lo que dueños y mascotas logran desarrollar es una especie de complicidad. “Eso no es una fantasía. El perro en ocasiones voltea su cabeza cuando el dueño le habla y le hace una mirada como respondiéndole. El gato suele responder igual, aunque con más displicencia”.

“¿Qué hace su perro cuando usted le dice que van a la calle?”. Seguro se levanta y se alista en la puerta. Lo que los estudios dicen es que responden así por asociación (usted se puso una chaqueta, una bufanda, algo que usa al salir), no porque procesen las palabras que usted le dice, como lo hacemos los humanos. El gato responde también por asociación.

Formas de hablarles

La ciencia encontró que también hay una manera más efectiva de hablarles a los animales. Stanley Coren, investigador canino de la Universidad de British Columbia de Vancouver, encontró que, si bien los perros son capaces de distinguir más de 160 palabras algo así como un niño de dos años, hay que saber cómo dirigirse a las mascotas.

En su libro The Intelligence of Dogs, el experto hace una lista de los perros más listos: en primer lugar están los collies, seguidos por los caniches, los pastores alemanes, los golden retriever y los dóberman.

Y aquí varios de ustedes dirán “¡pero mi perro es muy inteligente y no es de estas razas!”. Seguro que sí. Coren hizo esta clasificación basado en tres aspectos: instinto, adaptación y obediencia.

Investigadores de la Universidad Eötvös Loránd (Budapest, Hungría) confirmaron mediante escáneres cerebrales que los canes, al igual que las personas, usan el hemisferio izquierdo para procesar las palabras y el hemisferio derecho para la entonación. “Los hallazgos de los científicos sugieren que son capaces de integrar los dos tipos de información para unificar el significado con mecanismos similares a los nuestros”, explicaron los expertos en el diario El País.

La obsesión por descifrar un ladrido o un maullido es tan grande que han intentado crear un traductor de lenguaje animal. La Sociedad Nórdica para la Invención y el Descubrimiento intentó desarrollar un dispositivo de traducción de ladridos llamado No More Woof (No Más Guaus). No prosperó. En páginas web se ofrece un traductor de gatos. Pero las reseñas de los productos hacen pensar que tampoco descifran los miaus.

¿Cree que su mascota lo entiende?

Continuar leyendo

Entretenimiento

Pantera negra: ¿Está en Wakanda la Gema del Alma que busca Thanos en Infinity War?

Redacción

Publicado

en

Es lo que Thanos ha estado buscando durante estos diez años de Universo Cinematográfico Marvel. La Gema del Alma es el bien más preciado y nadie -o casi nadie, claro- sabe dónde se esconde. Esta es la última pieza cuyo paradero le queda por descubrir a Thanos para después reunir las seis gemas, completar el Guantelete del Infinito y colonizar así el universo.

Ahora que Pantera negra ya está en cines, las incógnitas empiezan a desvelarse, aunque no del todo. Y es que una de las preguntas más repetidas antes de su estreno era: ¿Oculta Wakanda, el reino hiperavanzado tecnológicamente de T’Challa, la Gema del Alma? Pues bien, después de ver la película, parece que la respuesta sigue estando en el aire.

Ya hemos visto cinco de las gemas en algún momento, varias de ellas pasando de mano en mano. Thanos ya habrá obtenido dos cuando llegue a la Tierra, a juzgar por el tráiler de Infinity War: la Gema del Espacio y la Gema del Poder. La primera, más conocida como Teseracto, fue vista por última vez en manos de Loki al final de Thor: Ragnarok, mientras que la del Poder fue confiada al Nova Corps al final de Guardianes de la Galaxia. Sin embargo, el tráiler ya muestra el Guantelete con estas dos piezas.

Las otras gemas son la del Tiempo, que el Doctor Strange lleva colgada de su cuello y es conocida como el Ojo de Agamotto, y la Gema de la Mente, que crea a Visión y que el héroe lleva en su frente. La quinta pieza conocida, la Gema de la Realidad, fue vista por última vez en poder del Coleccionista (Benicio del Toro) cuya guarida, según ha trascendido, será asaltada por Thanos. Esto deja a la Gema del Alma como la única de las singularidades inéditas todavía en el MCU.

No eran pocos los fans que, teniendo en cuenta que el lanzamiento de Black Panther precede en tan solo un par de meses al de Infinity War, esperaban ver la piedra, o al menos una referencia a la misma, en la primera aventura en solitario del héroe de Wakanda.

¿QUÉ FORMA TIENE?

Una de las claves para distinguir las Gemas es tener en cuenta que no siempre adoptan su forma original. El Teseracto, por ejemplo, siempre ha aparecido como un gran cubo azul; la Gema de la Realidad era un especie de sustancia líquida conocida como el éter en Thor: El Mundo Oscuro; mientras que la Gema de la Mente permaneció escondida dentro del cetro de Loki durante muchas películas antes de ser descubierta en Vengadores: La Era de Ultrón.

Por tanto, antes de descartar totalmente su presencia en Black Panther, cabe preguntarse qué forma podría haber adoptado dentro de Wakanda la Gema del Alma. Sin fijarnos en ningún objeto en concreto, sí podemos analizar acontecimientos o lugares que podrían haber sido creados por el poder de la gema. Es el caso de esa dimensión o Plano Ancestral dentro del cual T’Challa (Chadwick Boseman) puede comunicarse con su padre fallecido dos veces durante la película.

¿Podría ser la Gema del Alma, atrapada dentro del meteorito de vibranium que se estrelló en Wakanda hace miles de años, lo que creó ese plano espiritual? De la misma manera, hay quien también señala esta gema como posible fuente de energía de la planta en forma de corazón que otorga sus poderes a los Black Panther.

El tráiler de Infinity War indica que Wakanda es un enclave muy importante en la película, ya que las fuerzas de Thanos se enfrentan al ejército de la nación más avanzada tecnológicamente de la Tierra a las puertas del reino de T’Challa. ¿Significa esto que poseen algo tan valioso como la Gema del Alma, de lo que quizá ni ellos mismos tiene conocimiento?

Continuar leyendo

Tendencia