Cerrar

Huacraruco: asesinan y queman a poblador

Continúa enfrentamiento a muerte en Huacraruco, ex hacienda Shunchubamba, distrito de San Juan, en la provincia de Cajamarca

El cuerpo de poblador fue quemado por invasores de la zona luego de ser asesinado a balazos en Huacraruco, exactamente en la comunidad de Chintallo, a donde la Policía está impedida de ingresar, según informó el diario La Prensa del Norte.

Ocurrió a las 10:00 de la mañana del último miércoles, en el lugar conocido como Chintallo en los terrenos de la hacienda SAIS José Carlos Mariátegui.

VER: PNP captura a delincuentes que asaltaron botica

LOS HECHOS

Pobladores de la zona manifestaron al personal de la Comisaría de San Juan que los seis comuneros que cuidaban los terrenos y sus ganados llegaron a la zona de la SAIS, y se encontraron con una balacera que acabó con la vida de Eduardo Cortez Alcántara.

En ese momento, los acompañantes del fallecido se quedaron sin municiones y optaron por correr por sus vidas dejando malherido a Cortez, donde los -vándalos que también cuidaban sus terrenos- tomaron el cuerpo del poblador abatido y lo quemaron.

Las autoridades llegaron al lugar de los hechos a las 8 de la noche con un buen resguardo policial, quienes escucharon los relatos de los pobladores sobre los hechos que se suscitaron en Chintallo.

RELATO DEL HIJO

El hijo de Eduardo Cortez manifestó que su padre se encontraba solo cuidando el ganado; sin embargo, los pobladores desmintieron las palabras del joven señalando que había un aproximado de seis personas que se encontraban en el lugar conflictivo de la hacienda José Carlos Mariátegui.

UN MUERTO MÁS

Comuneros de la zona comunicaron a la Policía que habría un fallecido más y varios heridos, sin embargo, mencionan que la familia de los agredidos no comunica a las autoridades por miedo, debido a que la mayoría de estas personas son requisitoriadas.

“La razón de que el hijo avisó a la policía es porque el cuerpo de su padre se encontraba en una zona donde no podían ingresar, pues al hacerlo ellos corrían el riesgo de ser agredidos”, declaró un efectivo policial que no quiso revelar su nombre por miedo a las represalias.

Arriba