Cerrar

Juan Carlos Díaz: “El apoyo del Gobierno solo ha llegado a las grandes empresas”

El doctor Juan Carlos Díaz Sánchez explica las limitaciones de los pequeños negocios para reiniciar actividades y la falta de apoyo por parte del Gobierno

Desde el pasado lunes 18 de mayo, los negocios de las diferentes regiones del país pueden volver a brindar servicios, tal es el caso de los restaurantes. Estos establecimientos deberán cumplir con determinadas y estrictas restricciones, además de ejecutar protocolos sanitarios.

Para que Ud. tenga una vista más clara sobre los requisitos para el reinicio de actividades de estos negocios, La Rotativa entrevistó (de manera virtual) al Dr. Juan Carlos Díaz Sánchez, del estudio de abogados “Diaz Sánchez & Asociados” de Cajamarca.

Doctor, ¿cuáles son los requisitos que deben cumplir los negocios locales como restaurantes para poder operar?

En el anexo de la Resolución Directoral No 00002-2020-PRODUCE, se ha establecido los siguientes requisitos:

  1. Tener la condición de empresa formal (inscrita en la SUNARP y contar con licencia de funcionamiento) y contar con RUC activo y habido.
  2. Tener ventas mayores a 50 UIT’s anuales o su equivalente mensual a S/ 17 916.
  3. Contar con más de 5 trabajadores.
  4. El despacho a domicilio se efectuará con servicio de entrega propio y/o recojo en local.

Vemos que hay negocios irresponsables que están funcionando a puerta cerrada bajo la modalidad de Delivery hace varias semanas…

¿Cuáles son las sanciones para este tipo de empresas que no cumplen con las normas y protocolos?

En el Decreto Supremo No 080-2020-PCM, que aprueba la reanudación de actividades económicas, se ha establecido que la fiscalización estará a cargo de la Autoridad de Salud, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral- SUNAFIL y los Gobiernos Locales. Sin embargo, no se ha establecido un cuadro de faltas y sus correspondientes sanciones. Pero consideramos que cada sector antes mencionado puede considerar como una falta muy grave, el incumplimiento, dado que se trata de observar medidas sanitarias en un estado de emergencia.

La sanción inmediata sería la clausura del local, sin excluir las multas que se impondrían posteriormente.

De los que más han sufrido con la pandemia, son los negocios pequeños. Han estado en para más de dos meses y para reiniciar necesitan invertir en compra de equipos y otros implementos.

Entonces, ¿es justo que solo puedan operar los que percibieron determinada cantidad de ingresos durante el 2019?

No me parece justo, más aún cuando tales negocios no han recibido ningún apoyo del gobierno, pues programas como Reactiva Perú, que ofrece créditos a tasas muy bajas, sólo ha llegado a las grandes empresas. Creo que el gobierno debió considerar algún tipo de financiamiento a favor de los microempresarios, que les permita reiniciar sus actividades cumpliendo con todas las medidas impuestas.

Comprendo que la norma fue dada, en el entendido que los negocios que cumplen con los requisitos son los que pueden cumplir con las medidas de seguridad y salubridad. Sin embargo, esto pudo superarse con un mecanismo de financiamiento a bajo costo.

¿Cómo podría el Gobierno central o local apoyar a estos negocios que constituyen una fuerza económica importante en gran cantidad de hogares cajamarquinos?

Por parte del gobierno central, creo que la mejor forma es a través de la provisión de capital de trabajo. Esto se puede lograr a través de préstamos a bajo costo, que les permita tener liquidez y así reactivar sus actividades.

El gobierno pensó lograr esto a través de Reactiva Perú, pero como el financiamiento se canalizó a través de la banca privada, los bancos han dado preferencia a sus clientes, otorgándoles crédito en promedio del 1.8% anual. Pero fueron las grandes y medianas empresas quienes se beneficiaron, quedando excluidos los microempresarios. Aquí el gobierno cometió un gran error, pues debió establecer una obligación a los bancos para que coloquen un buen porcentaje de los créditos a favor de los microempresarios. No lo hizo y los bancos han dado los créditos a sus clientes.

Lo que los negocios pequeños necesitan y urgente, es capital de trabajo”.

Juan Carlos Díaz Sánchez

Por ello considero que se debería crear un programa diseñado sólo para la reactivación económica de los microempresarios y buscar otros canales para viabilizar los créditos. Pero, lo que los negocios pequeños necesitan y urgente, es capital de trabajo.

Por parte del gobierno local, puede apoyar facilitando y flexibilizando todos los trámites administrativos que requieren los microempresarios. Y también diseñando programas para promover el consumo seguro que beneficien a estos pequeños negocios. Otra forma es ayudándolos en la formalización para que en su calidad de microempresarios puedan convertirse en proveedores del Estado. La idea es general mayores ventas y por lo tanto mayores ingresos.

Arriba