Cerrar

La desolada labor de recoger cadáveres en el hospital Belén de Trujillo

Familiares ruegan para ver por última vez a sus seres queridos fallecidos a causa del COVID-19

Trujillo/La Industria. – El trabajo para las personas que recogen los muertos en Trujillo -y en el mundo- se ha incremento por el avance del coronavirus, que ha cobrado las vida de casi 600 personas en la región La Libertad en 87 días de estado de emergencia sanitaria.

El Hospital Belén ha colapsado con la aglomeración de cadáveres producto del COVID-19. El drama que se vive en los exteriores de este nosocomio trujillano también es desolador; en medio del llanto por parte de los deudos que piden despedirse de sus familiares, los ataúdes salen cubiertos con plástico.

En la tercera cuadra del jirón Bolívar, en el centro histórico, el reportero gráfico de La Industria, Hans Lázaro, permaneció durante 10 minutos en la tarde del último miércoles para registrar este desolador escenario que ha traído la enfermedad originada en Wuhan.

«Un muerto cada hora en La Libertad, el coronavirus muestra su lado más letal. En el hospital Belén en el centro de Trujillo se amontonan los muertos», sentencia el autor de estas fotografías.

FOTOS

Arriba