Cerrar

Los gastos del Congreso de La República

Uno de los grandes problemas que debe enfrentar el actual presidente Martín Vizcarra es la disminución en la recaudación tributaria, que a decir del Ministro de Economía, habría bajado en tres puntos en una década (La República 05.04.2018). La consecuencia directa es la imposibilidad del Estado de atender los gastos corrientes o de invertir en obras públicas, y con ello debilitar la inversión pública, que constituye uno de los grandes motores del crecimiento económico.

Para afrontar ello, se han establecido dos medidas drásticas. Por un lado eliminar los gastos superfluos y aumentar la presión tributaria. Sólo para mostrar un ejemplo se pude citar los gastos en consultorías del Estado, que de 5,000 millones de soles, en 10 años, pasaron a 10,000 millones de soles. El objetivo inmediato de este gobierno es ahorrar 2,000 millones de soles, solo en gastos superfluos que han sido identificados en diversos sectores del Estado. Pero ello no será suficiente, por lo que, además de identificar qué otros ahorros se harán, debe generarse una política agresiva de recaudación tributaria.

Para lograr mayor recaudación tributaria dos son los principales caminos, aumentar los impuestos y lograr que más peruanos paguen sus impuestos. Para lo primero, ya se dio el primer paso, aumentar el impuesto selectivo al consumo a las bebidas azucaradas, bebidas alcohólicas y al combustible. Y para lo segundo, se había pensado disminuir el monto inafecto del impuesto a la renta de las personas naturales, con lo cual se lograba que más personas paguen impuestos y otras paguen más. Sin embargo, la reacción de la población hizo retroceder al Ministerio de Economía en esta pretensión, viéndose obligado el Presidente de aclarar este tema.

En fin, el Poder Ejecutivo ha demostrado su real y fundada preocupación en gastar menos, para invertir más. PERO, sí un “pero” con mayúsculas, el Congreso de la República dominado por la naranja Fujimorista y liderada por Keiko Fujimori, hace todo lo contrario.

Así es, parece que los Fujimoristas viven en otro país o en una isla, en donde la escasez o los problemas de gasto, no es un problema. Así por ejemplo en la Comisión Lava Jato se ha gastado 3.4 millones de soles, monto del cual 2.6 millones son en salarios. Y resultado, ninguno. Es decir, han gastado 3.4 millones de soles sólo para hacer un show mediático y proteger a dos de los principales investigados: Alan y keiko.

Y esto no es todo, claro que no, el Congreso aprobó el gasto de S/. 254,346.00 soles para la compra de televisores de 43 pulgadas y frigobares. Según Becerril, los televisores son indispensables para que los congresistas vean las noticias. Pero es muy sospechoso que tales compras se pretendan hacer unos cuantos días antes del Mundial Rusia 2018.

¿Y ahí acaba todo? No, ayer lunes se conoció que nuestro Congreso gasta S/. 84,800.00 soles en arreglos florales. Es decir, el Congreso gasta S/. 1,700.00 soles semanales para adornar las oficinas de Luis Galarreta (Fuerza Popular), Mario Mantilla (Fuerza Popular) y Richard Acuña (Alianza para el Progreso). Así lo reporta Perú 21 (28.05.2018)

Al parecer este Congreso será el Congreso que más gastó en la historia republicana, pero también el menos productivo.

Arriba