Cerrar

Para los amantes de la adrenalina: San Ignacio reanuda servicio de turismo de aventura extrema

Para los amantes de la adrenalina, la provincia cajamarquina de San Ignacio reabrió el servicio de turismo de aventura extremo a 1,200 metros sobre el nivel del mar y hasta el momento ha recibido a un buen número de visitantes procedentes de diversas regiones como Lima, Ayacucho, La Libertad, Áncash, Lambayeque y Amazonas.

La reapertura se hizo como parte de la fase 4 de reactivación económica y con todos los protocolos de bioseguridad, afirmó Bonely Neira Pesantes, propietario del negocio que lleva más de un año atendiendo a turistas nacionales y extranjeros, en su mayoría jóvenes, que buscan este tipo de servicio de aventura extrema.

“Después de medio año de haber cerrado por la pandemia del COVID-19 pensaba que no iba a venir gente por temor al virus, pero hemos recibido visitantes de diversas ciudades del país, atraídos por los diversos juegos que ofrecemos: columpio extremo de 15 metros de altura, puente tibetano de 100 metros de longitud con una profundidad de 80 metros”, comentó a Andina.

Además, la bicicleta voladora, que se desplaza a 100 metros de longitud con una profundidad de 80 metros, y el canopy, una cuerda extendida de extremo a extremo (tipo huaro) de 500 metros de longitud con una profundidad de 100 metros. “El columpio es el más extremo”, refirió Neira, al precisar que el costo por juego es 20 soles.

Desde Corea

Antes de la emergencia, el atractivo recibía turistas extranjeros procedentes de Corea, Bélgica, Francia y España, la mayoría por la conexión con el café, ya que San Ignacio es la provincia con mejor producción.

“Muchos llegan a Jaén y San Ignacio por el tema del café y de paso visitan el atractivo, y otros arriban al aeropuerto de Jaén de paso a la catarata de Gocta, en la región Amazonas”, comentó.

Turismo Aventura San Ignacio Extremo es el negocio que emprendió hace más de un año Bonely Neira y brinda trabajo a 13 lugareños que son capacitados cada seis meses en primeros auxilios y rescate.

“La seguridad es fundamental en este negocio”, indicó el empresario, al resaltar que llegan personas de toda edad y han tomado su servicio turistas de 67 y hasta 86 años.

Nuevo emprendimiento

El aeropuerto de Jaén favorece mucho al turismo receptivo porque está a una hora de San Ignacio, pero la mayoría son turistas nacionales de regiones cercanas que llegan vía terrestre, sostuvo Neira, al anunciar un nuevo emprendiendo en turismo: moto acuática y paseo en bote por el río Chinchipe.

San Ignacio forma parte de la Ruta del Café, un circuito que es promovido y promocionado por la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur) Cajamarca. El visitante puede recorrer los atractivos como catarata, lagunas, fincas de café y turismo de aventura; atiende de lunes a domingo, de 9:00 a 19:00 horas.

Arriba