Piden justicia para agricultor asesinado


23 shares

Reclaman se revoque la sentencia que absolvió a la esposa del occiso por el delito de parricidio en complicidad con su amante.

La Sala Penal del Poder Judicial de Jaén ha fijado la vista de apelación en el caso del crimen del agricultor cutervino Mercedes Pérez Taica, para el próximo 13 de julio del 2018 a las tres de la tarde, fecha en la que la parte agraviada intentará que se revoque la sentencia que decidió absolver a Francisca Fernández Díaz como cómplice del asesinato de su esposo la noche del 13 de diciembre del 2015 en el barrio cutervino donde vivían.

La apelación persigue que la instancia superior revoque el fallo emitido por el Juzgado Penal Colegiado de Jaén integrado por los jueces Gonzalo Espinoza Polo, Esmeralda Carlos Peralta y José Luis Torres Ballena, quienes en la sentencia del 14 de marzo del año 2017, en su veredicto resuelven por la absolución de Francisca Fernández Díaz, esposa del occiso, a quien el Ministerio Público la acusa de parricidio por haberse confabulado con el criminal, con quien mantenían una “relación sentimental clandestina”.

La sentencia condenó exclusivamente a Segundo Pablo Guevara Cubas como autor del delito de Homicidio calificado por Alevosía y le impuso la pena de 20 años de pena privativa de la libertad con el carácter de efectiva, ordenando su ubicación y captura a nivel nacional. También se le fijo una reparación civil de 45 mil soles.

Según los argumentos del fiscal provincial penal de Cutervo que corren en el expediente 1397 -2016, en autos ha quedado demostrado la intención dolosa de la esposa Francisca Fernández Díaz ya que sabía que su esposo fue victimado por su amante y guardó silencio, tras una brutal golpiza que recibió en una fiesta donde ambos asistieron.

Los informes periciales de la necropsia médico legal nro. 020-2015 practicados a Mercedes Pérez Taica, revelan que la víctima falleció por hemorragia encefálica intraparenquima por traumatismo encéfalo craneano, laceración encefálica, con fractura de base cráneo. Se detallan diversas heridas contusas y fracturas causadas por objeto contundente duro.

Los familiares de la víctima a través de su abogado, consideran en su apelación que la reparación civil fijada para el sentenciado es diminuta y la pena de 20 años es apenas el mínimo legal; así como resulta injusta la absolución de toda responsabilidad de la esposa quien actualmente con su presunto amante sentenciado gozan de plena libertad.

Foto: referencial