Cerrar

Muerte de menor deja al descubierto engaño sobre remediación de pasivos ambientales en Hualgayoc

La muerte de un menor tras caer a una chimenea de una antigua mina, revela la gravedad de los pasivos ambientales en el distrito de Hualgayoc

Investigación de La Rotativa muestra que Buenaventura no cumplió con la remediación de pasivos ambientales de las que se hizo cargo en 2009 tras Resolución Directoral del Ministerio de Energía y Minas – MEM. No solo es la chimenea del cerro Jesús, sino también, más de 20 bocaminas.

En Cajamarca se han inventariado 1,075 pasivos ambientales mineros al año 2015, de los cuales más del 90% (975) se encuentran ubicados en la provincia de Hualgayoc. La compañía Culquirrumi, subsidiaria de Minas Buenaventura, accionista de Minera Yanacocha y Compañía Minera Coimolache, se hizo cargo de los PAM’s de «El Sinchao» y Hualgayoc.

Pasivos ambientales identificados en Hualgayoc. Imagen: Informe de Colquirrumi

De los 397 pasivos ambientales (PAM’s) en el área de Hualgayoc, más del 72% (286 PAM’s) fueron ocasionados por terceros. Solo 111 PAM’s (28%) fueron generados por Colquirrumi, indicó la compañía minera.

La compañía minera se hizo cargo de la remediación de todos esos PAM’s, incluidos los 47 de la de «El Sinchao». Haciendo un total de 444 PAM’s. Con la Resolución Directoral N.º 045-2009-MEM-AAM, la Compañía de Minas Colquirrumi S.A. quedaba obligada a cumplir con el cierre de los Pasivos Ambientales Mineros de la unidad minera Colquirrumi – Área Hualgayoc.

De acuerdo al informe que Buenaventura presentó en 2015, invirtieron más de 22 millones de dólares en la remediación de pasivos ambientales en las áreas de ‘El Sinchao’, Hualgayoc, relaveras y otros.

Puede ver el informe de Buenaventura aquí

El engaño de Buenaventura

El mismo informe de 2015, muestra el proceso de cierre de la mina en el cerro Jesús, sí, el lugar donde un menor perdió la vida el pasado 25 de diciembre.

En 2014 y 2015, tanto Buenaventura como su subsidiaria Colquirrumi, anunciaron que los pasivos ambientales en el cerro Jesús fueron remediados y varias hectáreas de terreno fueron recuperados para la agricultura.

Puede ver este informe de Colquirrumi aquí, en la web del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (OSINERGMIN).

«El proyecto se desarrolló en 8 hectáreas aproximadamente, en el predio La Jalca-Pilancones, distrito y provincia de Hualgayoc, Cajamarca. Los componentes abandonados (36 bocaminas, 1 chimenea, 1 tajo abierto y 38 desmonteras) se emplazaron en áreas adyacentes a zonas rurales y urbanas», publicaron en la web de CIEMAM, Centro de Investigación y Estudios Minero Ambiental de Colquirrumi.

Foto del cerro Jesús presentada en informe de Buenaventura. Imagen: informe de Buenaventura 2015.

Como muestra la foto en el informe de Buenaventura, el trabajo fue hecho, sin embargo, solo remediaron lo que está a la vista. Puede ver el informe de Buenaventura aquí.

La compañía minera no realizó el cierre de la chimenea o socavón al cual cayó el menor. Además, 20 bocaminas no fueron cerradas y las que cerraron no fueron realizadas de acuerdo al diseño que ordena el Ministerio del Ambiente, informó el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental.

En 2016, OEFA supervisó e informó los incumplimientos de Colquirrumi, pero solo vieron bocaminas, en su informe no se habla de ninguna chimenea. La responsabilidad es tanto de OEFA como Colquirrumi.

Chimenea a la cual cayó menor y murió el 25 de diciembre de 2019. Foto: Radio Stereo Hualgayoc.

No haber realizado el trabajo completo de remediación de pasivos ambientales en el cerro Jesús, causó la muerte de un adolescente.

Lo que la Ley manda

La remediación de PAM’s, está contemplada en la Ley Nº 28090, Ley que Regula el Cierre de Minas establece obligaciones y procedimientos que deben cumplir los titulares de actividad minera para la elaboración, presentación e implementación del Plan de Cierre de Minas y la constitución de las garantías ambientales correspondientes que aseguren el cumplimiento de las inversiones que comprende, con sujeción a los principios de protección, preservación y recuperación del ambiente, y con la finalidad de mitigar los impactos negativos a la salud de la población, el ecosistema circundante y la propiedad.

Esta ley, vigente desde 2005, poco le importa a Colquirrumi y Buenaventura.

Los informes presentados por Colquirrumi y Buenaventura al MINAM y OSINERGMIN en 2014 y 2015 son una burla, pues como lo muestra un informe de OEFA tras supervisiones en 2016 y 2018, los trabajos no se realizaron y los que se hicieron no cumplen con el diseño que ordena el MINAM y atentan contra el medio ambiente.

¿Si MINAM a través de OEFA encontró estas graves faltas por parte de Colquirrumi, por qué aún no hay una severa sanción contra la minera? ¿Quién protege a estas empresas que actúan al margen de la ley sin respeto por la vida?

Arriba